INTRODUCCIÓN

______________________________________________________________________________________________________
JOAQUÍN GÓMEZ CARRILLO, escritor de Cieza (Murcia), España. Es el autor del libro "Relatos Vulgares" (año 2004), así como de la novela "En un lugar de la memoria" (año 2006). Ha publicado igualmente cuentos, poesías y relatos en revistas culturales, como "La Sierpe y el Laúd", "Tras-Cieza", "La Puente", "La Cortesía", "El Ciezano Ausente", "San Bartolomé" o "El Anda"; o en el libro editado por Vita Brevis titulado "El hilo invisible". Así mismo, participa como articulista en el periódico "El Mirador de Cieza" bajo el título genérico: "El Pico de la Atalaya" (antes "La República de Cieza"). Ha publicado en internet el "Palabrario ciezano y del esparto".

Buscador por frases o palabras

Buscador por fechas de publicación

Traductor de esta página a más de 50 idiomas

25/12/11

Segundo cuento de Navidad: "Para qué sirve el Sol"

 .
Mi nieta Paula en su 3º cumpleaños
Dicen que existió una vez un pequeño reino muy lejano, donde los hombres y las mujeres habían olvidado por completo para qué servía el sol en realidad.

Entonces los ingenieros, con su ciencia y sus infalibles cálculos matemáticos, pensaban que el sol no era otra cosa que una fuente inmensa de energía, por lo que construyeron centrales donde producir agua caliente y electricidad para las casas y las fábricas.

Los botánicos por su parte defendían que el sol era el causante del milagro de la fotosíntesis en las plantas. “Sin el sol –decían ellos juiciosamente– no habría árboles ni flores en la Tierra, ni existiría la vida en este planeta”.

En cambio, los agricultores del plástico concebían al astro rey como la gran “estufa” que calentaba el negocio de sus invernaderos, donde podían producir tomates y hortalizas todos los meses del año.

Y ya las personas beneficiarias de la sociedad del ocio tenían por seguro que la mejor utilidad del sol era dejar que sus rayos envolviesen sus cuerpos desnudos en la playa. Por lo que se tendían en la arena como lagartos y soportaban su caricia abrasadora hasta límites perjudiciales para la salud.

Pero a pesar de ser aquél un país adelantado y moderno, existían grandes diferencias entre las personas, y mucha gente pensaba que había seres con menos derechos que otros, según fuera su raza, su procedencia o su condición social; incluso en las calles céntricas de sus ciudades, frente a lujosos establecimientos, habitaban entre cartones las gentes del “cuarto mundo”. Por lo que en cierto modo bien podría decirse que aquélla era una sociedad injusta e insolidaria.

Pero llegó a ocurrir que una niña llamada Paula, tan pequeña que aún solía usar chupete para dormir, dijo un día soleado, cuando estaba paseando con su abuelo por el parque:

–El Sol sirve para que todas las personas se sientan iguales, pues para todas ellas sale sin distinción.

Entonces el abuelo lo mandó escribir así en los periódicos y en internet; de manera que, a partir de aquel día, la gente comenzó a tomar conciencia y a ser más justa. Y no sólo en aquel pequeño reino, sino que con la globalización de las comunicaciones, hasta en el último rincón de nuestro Planeta empezó a formarse la conciencia colectiva de que todas las personas somos iguales bajo el sol, pues para todas, sin ninguna distinción, amanece todas las mañanas y éste allana con su luz nuestras diferencias.
©Joaquín Gómez Carrillo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

EL ARTÍCULO RECOMENDADO

.
"El viaje de Viernes Santo". Relato publicado en la revista de Semana Santa "La Cortesía", el año 2007. Narra el periplo de unos zagales del Campo de Ricote que decidieron acudir a ver la procesión a Cieza atravesando la Sierra del Oro por el Collado del Portajo.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS EN LOS ÚLTIMOS TREINTA DÍAS

Cuentos del Rincón

Cuentos del Rincón es un proyecto de libro de cuentecillos en el cual he rescatado narraciones antiguas que provenían de la viva voz de la gente, y que estaban en riesgo de desaparición. Éstas corresponden a aquel tiempo en que por las noches, en las casas junto al fuego, cuando aún no existía la distracción de la radio ni el entoncemiento de la televisión, había que llenar las horas con historietas y chascarrillos, muchos con un fin didáctico y moralizante, pero todos quizá para evadirse de la cruda realidad.
Les anticipo aquí ocho de estos humildes "Cuentos del Rincón", que yo he fijado con la palabra escrita y puesto nombres a sus personajes, pero cuyo espíritu pertenece sólo al viento de la cultura:
.
* Tres mil reales tengo en un cañar
* Zuro o maúro
* El testamento de Morinio Artéllez
* El hermano rico y el hermano pobre
* El labrador y el tejero
* La vaca del cura Chiquito
* La madre de los costales
* El grajo viejo
_____________________________________________________

Frases para la reflexión:

"SE CREYÓ LIBRE COMO UN PÁJARO, Y LUEGO SE SINTIÓ ALICAÍDO PORQUE NO PODÍA VOLAR"

"SE LAMÍA TANTO SUS PROPIAS HERIDAS, QUE SE LAS AGRANDABA"

"SI ALGUIEN ES CAPAZ DE MORIR POR UN IDEAL, POSIBLEMENTE SEA CAPAZ DE MATAR POR ÉL"

"SONRÍE SIEMPRE, PUES NUNCA SABES EN QUÉ MOMENTO SE VAN A ENAMORAR DE TI"

"SI HOY TE CREES CAPAZ DE HACER ALGO BUENO, HAZLO"

"NO SABÍA QUE ERA IMPOSIBLE Y LO HIZO"

"NO HAY PEOR FRACASO QUE EL NO HABERLO INTENTADO"