INTRODUCCIÓN

______________________________________________________________________________________________________
JOAQUÍN GÓMEZ CARRILLO, escritor de Cieza (Murcia), España. Es el autor del libro "Relatos Vulgares" (año 2004), así como de la novela "En un lugar de la memoria" (año 2006). Ha publicado igualmente cuentos, poesías y relatos en revistas culturales, como "La Sierpe y el Laúd", "Tras-Cieza", "La Puente", "La Cortesía", "El Ciezano Ausente", "San Bartolomé" o "El Anda"; o en el libro editado por Vita Brevis titulado "El hilo invisible". Así mismo, participa como articulista en el periódico "El Mirador de Cieza" bajo el título genérico: "El Pico de la Atalaya" (antes "La República de Cieza"). Ha publicado en internet el "Palabrario ciezano y del esparto".

Buscador por frases o palabras

Buscador por fechas de publicación

Traductor de esta página a más de 50 idiomas

17/8/14

Paisajes y cables

 .
Rincón del Borrachón y Cuesta de Cosme (Cieza), afeados por los manojos de cables de la luz
Hay algo que les quería comentar desde hace algún tiempo. ¿Se han dado cuenta de la marranería de los cables que afean tantos lugares, pudiendo estar ocultos? Yo creo que es una desidia y una falta de sensibilidad el estropear unas bonitas vistas o romper una imagen hermosa, se trate de lo que se trate: ya sean edificios históricos del pueblo o zonas naturales de nuestros parajes, colocando cables a diestra y siniestra.

Mi abuela, cuando alguien no daba la talla en algo o no era capaz de realizar alguna cosa bien o comportarse de la mejor manera en una determinada situación, decía: “este aún tiene que comer muchos panes en migas...” Pues miren lo que les digo, algunos arquitectos, ingenieros, técnicos, o políticos, que son los que al final dan su visto bueno en la ejecución de ciertos proyectos, aún tienen que comer muchos panes en migas para saber hacer lo que tienen que hacer y hacerlo bien. No hay que estar ciego para no ver la cantidad de tropelías paisajísticas que se cometen colocando líneas de baja tensión en cualquier paraje y de cualquier manera. ¡Hombre, por dios!, que no hay lugar, por ejemplo, en el Valle de Ricote, cuyos paisajes son una delicia el contemplarlos, que no se encuentren “contaminados” por siniestros trenzados negros cruzando por todas partes, cuando éstos se podían haber soterrado o buscado alternativas de su colocación por sitios más discretos.

Y lo mismo que les digo en el Valle de Ricote, les digo en cualquier lugar del término de Cieza. En la zona del Molino Cebolla y paseo ribereño o el Argaz, sin ir más lejos, han proliferado los cables aéreos rompiendo la preciosa estampa de la Atalaya como telón de fondo de las arboledas de la orilla del río. (Vas a hacer una foto y ¡zas!, te das de narices con un vano de trenzado que lo estropea todo; de modo que, o apagas la cámara y te vas, o te dedicas luego a intentar “eliminar” ese elemento tan feo con el fotoshop). Así que yo creo que se debería tener más en cuenta la importancia de las vistas y de la belleza natural de los lugares; a mí me parece que las imágenes con atractivo son también un valor, no solo de cara al potencial turístico de Cieza, sino para que nosotros mismos nos sintamos orgullosos de nuestro pueblo; para que dé gusto vivir en un municipio bien cuidado, donde se hagan las cosas con esmero y con sentido común.

¿Es que cuando han levantado las calles del casco antiguo estos años atrás para colocar nuevo pavimento y nueva red de alcantarillado y agua potable, no se podían haber soterrado todos los cables? ¡Pos claro que sí! Pero las cosas hay que pensarlas, quererlas, decidirlas y llevarlas a cabo. Me dirán algunos: “es que eso cuesta una pasta”. ¡Oño!, que pague Iberdrola, que pa eso nos saca los cuartos bien sacaos con el recibo de la luz. Miren, si el Ayuntamiento quiere, publica una ordenanza de protección del casco histórico de Cieza y les da un plazo a las eléctricas, a las telefónicas, al telerred y al sursuncorda, para que escondan sus líneas bajo el suelo, y lo tiene que hacer, ¡vaya si lo tienen que hacer...! ¿No ven como el ONO ha puestos todos sus cablecicos escondidos? ¿No ven como están metiendo las tuberías del gas bajo tierra? Pues lo mismo.

Yo siempre he pensado que estos dirigentes nuestros, lo que tienen que hacer es viajar; pero no al Caribe ni a las Chimpapas, sino a ver pueblos bien arreglados en otras partes de España, a enterarse de cómo hacen y cuidan por ahí las cosas; a patearse cascos históricos de municipios que nos llevan varias pleitas en cuanto al mantenimiento de sus calles, plazas, jardines y monumentos. Aunque también he pensado con desconsuelo que la educación de la gente lo es todo (Oviedo, por ejemplo, no podría ser como es: una ciudad monumental cuyos espacios públicos son galerías al aire libre de un museo, si los ovetenses no tuvieran la educación cívica que tienen); eso también lo he pensado y, desde luego, con gente sin educación no se puede ir a ningún sitio.

Mas por algo se empieza. No se puede pretender el interés creciente a nivel nacional de las procesiones de Cieza, por ejemplo, si las “calles de carrera” están plagadas de cables, no solo corridos por las fachadas de las casas típicas balconadas de nuestro casco viejo, sino que éstos cruzan aéreos por aquí y por allá, y para cuyo paso de los tronos tienen que ir pendientes los anderos de si va a rozar San Pedro o si va a tocar el Santo Cristo. ¡Venga hombre, fuera esos cables y que las compañías eléctricas los metan por donde les quepan: por tubos bajo los adoquines!
©Joaquín Gómez Carrillo
(Publicado el 16/08/2014 en el semanario de papel "EL MIRADOR DE CIEZA")

4 comentarios:

  1. Estoy totalamente de acuerdo con tu artículo, es necesrio proclamar a los cuatro vientos aquello que hace que un pueblo, un lugar o un rincón, pierdan su encanto. Cieza, es un pueblo bonito, muy bonito, pero muy descuidado estéticamente, debemos cuidarlo como ciudadanos, y debemos pedir, como tú bien haces, a quien corresponda que cuide y elimine aquello que hace que nuestro querido pueblo pierda parte de su encanto y elegancia natural.
    Palabras como las que expresas son necesarias y más necesario es todavía que las escuchen los oídos pertinentes.
    Un saludo, y enhorabuena por un trabajo bien hecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pedro por tu amable comentario.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Anónimo21/8/14 6:47

    Al hilo de lo que usted dice del "mantenimiento de sus calles, plazas, jardines y monumentos", pasaba el otro día por la Plaza de España cuando observé que había un grupo de personas, con un guía, frente a la puerta principal del Mercado de Abastos.
    A propósito, me esperé a que se marcharan para acercarme y ver desde el mismo sitio lo que ellos había visto un instante antes.
    Desolador. Las escaleras, rotas, sucias, remendadas con yeso (?). Muy rotas, muy sucias.
    La marquesina sin la mitad de cristales y sucia, muy sucia, igual que los faroles que tiene a los lados. A su altura un muestrario de agujeros, clavos y alambres que su día, sepa dios cuándo, sirvieron para colgar algo y para estropear de paso, más si cabe, la fachada cuya suciedad es igualmente notable. También me llamó la atención que la fachada, de la puerta hacia la izquierda, es de distinto color que de la puerta hacia la derecha, según miramos, algo que de lejos nunca había apreciado, pero que se ve perfectamente a pie de escalera.
    Eso es lo que vieron nuestros turistas. Nunca sabremos lo que dijeron o pensaron. Para qué.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo13/1/15 5:52

    Enhorabuena Joaquín, por lo que se está viendo estos días, los artículos de este blog surten su efecto. ¡Que se lo pregunten al Mercado!
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

EL ARTÍCULO RECOMENDADO

.
"El viaje de Viernes Santo". Relato publicado en la revista de Semana Santa "La Cortesía", el año 2007. Narra el periplo de unos zagales del Campo de Ricote que decidieron acudir a ver la procesión a Cieza atravesando la Sierra del Oro por el Collado del Portajo.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS EN LOS ÚLTIMOS TREINTA DÍAS

Cuentos del Rincón

Cuentos del Rincón es un proyecto de libro de cuentecillos en el cual he rescatado narraciones antiguas que provenían de la viva voz de la gente, y que estaban en riesgo de desaparición. Éstas corresponden a aquel tiempo en que por las noches, en las casas junto al fuego, cuando aún no existía la distracción de la radio ni el entoncemiento de la televisión, había que llenar las horas con historietas y chascarrillos, muchos con un fin didáctico y moralizante, pero todos quizá para evadirse de la cruda realidad.
Les anticipo aquí ocho de estos humildes "Cuentos del Rincón", que yo he fijado con la palabra escrita y puesto nombres a sus personajes, pero cuyo espíritu pertenece sólo al viento de la cultura:
.
* Tres mil reales tengo en un cañar
* Zuro o maúro
* El testamento de Morinio Artéllez
* El hermano rico y el hermano pobre
* El labrador y el tejero
* La vaca del cura Chiquito
* La madre de los costales
* El grajo viejo
_____________________________________________________

Frases para la reflexión:

"SE CREYÓ LIBRE COMO UN PÁJARO, Y LUEGO SE SINTIÓ ALICAÍDO PORQUE NO PODÍA VOLAR"

"SE LAMÍA TANTO SUS PROPIAS HERIDAS, QUE SE LAS AGRANDABA"

"SI ALGUIEN ES CAPAZ DE MORIR POR UN IDEAL, POSIBLEMENTE SEA CAPAZ DE MATAR POR ÉL"

"SONRÍE SIEMPRE, PUES NUNCA SABES EN QUÉ MOMENTO SE VAN A ENAMORAR DE TI"

"SI HOY TE CREES CAPAZ DE HACER ALGO BUENO, HAZLO"

"NO SABÍA QUE ERA IMPOSIBLE Y LO HIZO"

"NO HAY PEOR FRACASO QUE EL NO HABERLO INTENTADO"