INTRODUCCIÓN

______________________________________________________________________________________________________
JOAQUÍN GÓMEZ CARRILLO, escritor de Cieza (Murcia), España. Es el autor del libro "Relatos Vulgares" (año 2004), así como de la novela "En un lugar de la memoria" (año 2006). Ha publicado igualmente cuentos, poesías y relatos en revistas culturales, como "La Sierpe y el Laúd", "Tras-Cieza", "La Puente", "La Cortesía", "El Ciezano Ausente", "San Bartolomé" o "El Anda"; o en el libro editado por Vita Brevis titulado "El hilo invisible". Así mismo, participa como articulista en el periódico "El Mirador de Cieza" bajo el título genérico: "El Pico de la Atalaya" (antes "La República de Cieza"). Ha publicado en internet el "Palabrario ciezano y del esparto".

Buscador por frases o palabras

Buscador por fechas de publicación

Traductor de esta página a más de 50 idiomas

8/6/14

Ahora no es la hora

 -
Atardecer en Benidorm
Se veía venir. El rey estaba bastante cascado. No había más que verle los andares. Mi abuela se fijaba mucho en eso, ella sacaba a alguien, no por la pinta, sino por los andares. “Tú tienes que ser nieto de fulanico: te se ve en los andares...”, decía, y no se equivocaba. Tenía una sabiduría natural.

El rey ha pasado mucho desde que siendo un zagalotino, Franco le dijo a su padre: “Mándame al muchacho, que estudie aquí en España.” Pero no le aseguró que con el tiempo lo fuera a poner de rey, porque Franco era muy cuco y no soltaba prenda jamás. Mi abuela también pasó mucho durante su vida y, como era analfabeta profunda y no sabía de números, decía siempre que ella era un poquico mayor que Franco. Aunque éste se murió en 1975 y ella le sobrevivió la tira de tiempo. Mi abuela pasó hasta el aliacán, que Don Mariano dijo que no había nada que hacer e iba a durar dos semanicas a lo sumo. ¡Pues no señor!, aún vivió varios años.

El rey, lo que hizo fue mucha mili, y eso es bastante engorroso, pero es lo que tiene, va en el cargo. Su hijo también ha tenido que hacer mili en los tres ejércitos; si no, cómo iba a mandarles ahora a los generales. ¡Pos no son nadie los generales...! Sin embargo delante del rey se ponen más firmes que una vela (¡cuádrese, mi general!, y dan un taconazo) Mi abuela trabajó toda su vida en el campo y contaba que una mujer, de por ahí del Ginete, le dio agua al rey (al abuelo del abdicante) cuando fue a inaugurar el pantano de Alfonso XIII. La mujer sacó una cántara de agua fresca, tan limpia como los chorros del oro, y el rey bebió a gallete. Cosas de los Borbones, que son muy campechanos. La mujer le dijo entonces: “Majestá, licenci’usté a mi hermanico que está en la Guerra de Melilla”, y el rey le preguntó: “¿En que regimiento se encuentra?” Y ella dijo que en el “Alcántara 14 de Caballería.” Y el soberano respondió que bueno, y lo cumplió.

El Rey Juan Carlos también ha cumplido con el papel para el que fue preparado a conciencia desde la niñez. Él cuenta que ya siendo príncipe le dijo un día a Franco: “Excelencia, déjem’usté que asista a los consejos de ministros, pa ir aprendiendo”. Y el gallego le respondió que nanay. “Usted tendrá que gobernar de otra manera muy distinta”, le dijo. Y eso ha hecho el hombre durante 39 años: trabajar para llevar a este país a la cabeza de las naciones. Tomó una España Gris, vigilada de cerca por el ministerio de la gobernación de la Puerta del Sol, y abrió todas las ventanas para que entrase el viento de la libertad y los derechos individuales de las personas. Mi abuela también luchó mucho a lo largo de su vida, que la pobre se casó y tuvo que meterse a vivir en una cueva, y cuando se le murió la primera hija del garrotillo, la enterró bajo el suelo de tierra del casón, pues tenía dos añicos la criatura y no estaba inscrita aún en el Registro Civil. Para qué, si no era varón y no la llamarían a filas... Mi abuela conoció una regencia, dos reinados, dos dictaduras y una república, y una guerra incivil, además.

El inminente rey Felipe VI, aseguran que es un muchacho muy preparado; eso se nota a la legua (ahora tenemos jóvenes muy preparados, la lástima es que tienen que emigrar al extranjero a buscarse la vida). Al Príncipe de Asturias, desde parvulitos lo están enseñando a reinar y así da gusto, que alguien esté bien preparado para ejercer un cargo público, no como algunos políticos de las listas cerradas, que no saben ni dónde tienen su mano derecha y nada más que les preocupa trincar guita. Mi abuela solo aprendió en la universidad de la vida, sin embargo estaba segura de muchas cosas, por ejemplo: de que los americanos no llegaron a la Luna en 1969. “¡Pero qué necios sois!” –nos recriminaba tiernamente. “¿Cómo se van a parar los hombres en la Luna?, se caerían pa’bajo...”

Dicen algunos que ahora es el momento de deshacer lo “atado y bien atado” que nos dejó Franco: una monarquía perfecta, moderna, democrática y de prestigio; un rey dispuesto a borrar las caspas del régimen anterior y pasar página con la vista en el futuro. (Cuentan que el Conde de Bacelona, siempre a la expectativa en Estoril, tomó el berrinche padre al enterarse de la decisión del generalísimo. Aunque luego actuó con nobleza y dijo lleno de emoción aquello de: “¡Por España, viva el rey!” y se cuadró delante de su hijo. A ver qué iba a hacer..., el que manda, manda). Peor suerte tuvo el abuelo, que hubo de marcharse al exilio para dar paso a una república llena de ilusiones y sólo volvió ya con los pies para adelante. Mi abuela, acabada la maldita guerra, y por haber hecho caso a los que voceaban “¡la tierra, para quien la trabaja!”, fue expulsada de su casa con toda su prole y tuvo que sobrevivir, ella y los suyos, comiendo hierbas cocidas.

Plantean algunos ahora, aprovechando la sucesión monárquica, que habría que cuestionar la forma de estado y convocar un referéndum, mas yo creo que ahora no es la hora de inestabilizar la sociedad española para constatar que una abrumadora mayoría quiere quedarse como está. No obstante, los plebiscitos ya están inventados (que recuerden las elecciones del 12 de abril de 1931) y a la vista hay unas municipales. Así que quienes estén por la república, que lo lleven en sus programas de forma clara y manifiesta, y a ver los votos que sacan...
©Joaquín Gómez Carrillo
(Publicado el 07/06/2014 en el semanario de papel "EL MIRADOR DE CIEZA")

3 comentarios:

  1. Anónimo8/6/14 7:06

    Pos eso digo yo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo15/6/14 9:50

    Creo que has hecho un artículo cargado de reflexión y de comparación del presente con el pasado, y de la gente de a pie(como tu abuela) con la gente inaccesible (como la realeza). Creo que esta antítesis de gente tan diferente,me ha hecho darme cuenta de lo importante que es para nosotros "nuestra familia", nuestros antepasados,los nuestros del día al día, y quizás a estos tan nuestros no le damos todo el valor que como seres únicos se merecen. Lo que has contado de tu abuela me ha hecho pensar que ya es hora de que los nuestros formen parte siempre de nuestra historia, y que cada día de su vida que dan por los suyos, es un día tan miportante como la próxima coronación del rey Felipe VI .
    Gracias, como siempre, Joaquín

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

EL ARTÍCULO RECOMENDADO

.
"El viaje de Viernes Santo". Relato publicado en la revista de Semana Santa "La Cortesía", el año 2007. Narra el periplo de unos zagales del Campo de Ricote que decidieron acudir a ver la procesión a Cieza atravesando la Sierra del Oro por el Collado del Portajo.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS EN LOS ÚLTIMOS TREINTA DÍAS

Cuentos del Rincón

Cuentos del Rincón es un proyecto de libro de cuentecillos en el cual he rescatado narraciones antiguas que provenían de la viva voz de la gente, y que estaban en riesgo de desaparición. Éstas corresponden a aquel tiempo en que por las noches, en las casas junto al fuego, cuando aún no existía la distracción de la radio ni el entoncemiento de la televisión, había que llenar las horas con historietas y chascarrillos, muchos con un fin didáctico y moralizante, pero todos quizá para evadirse de la cruda realidad.
Les anticipo aquí ocho de estos humildes "Cuentos del Rincón", que yo he fijado con la palabra escrita y puesto nombres a sus personajes, pero cuyo espíritu pertenece sólo al viento de la cultura:
.
* Tres mil reales tengo en un cañar
* Zuro o maúro
* El testamento de Morinio Artéllez
* El hermano rico y el hermano pobre
* El labrador y el tejero
* La vaca del cura Chiquito
* La madre de los costales
* El grajo viejo
_____________________________________________________

Frases para la reflexión:

"SE CREYÓ LIBRE COMO UN PÁJARO, Y LUEGO SE SINTIÓ ALICAÍDO PORQUE NO PODÍA VOLAR"

"SE LAMÍA TANTO SUS PROPIAS HERIDAS, QUE SE LAS AGRANDABA"

"SI ALGUIEN ES CAPAZ DE MORIR POR UN IDEAL, POSIBLEMENTE SEA CAPAZ DE MATAR POR ÉL"

"SONRÍE SIEMPRE, PUES NUNCA SABES EN QUÉ MOMENTO SE VAN A ENAMORAR DE TI"

"SI HOY TE CREES CAPAZ DE HACER ALGO BUENO, HAZLO"

"NO SABÍA QUE ERA IMPOSIBLE Y LO HIZO"

"NO HAY PEOR FRACASO QUE EL NO HABERLO INTENTADO"