INTRODUCCIÓN

______________________________________________________________________________________________________
JOAQUÍN GÓMEZ CARRILLO, escritor de Cieza (Murcia), España. Es el autor del libro "Relatos Vulgares" (año 2004), así como de la novela "En un lugar de la memoria" (año 2006). Ha publicado igualmente cuentos, poesías y relatos en revistas culturales, como "La Sierpe y el Laúd", "Tras-Cieza", "La Puente", "La Cortesía", "El Ciezano Ausente", "San Bartolomé" o "El Anda"; o en el libro editado por Vita Brevis titulado "El hilo invisible". Así mismo, participa como articulista en el periódico "El Mirador de Cieza" bajo el título genérico: "El Pico de la Atalaya" (antes "La República de Cieza"). Ha publicado en internet el "Palabrario ciezano y del esparto".

Buscador por frases o palabras

Buscador por fechas de publicación

Traductor de esta página a más de 50 idiomas

17/7/10

El afilaor, señora

 .
Plaza Pueblo Sharagüi, Cieza
Cuando lean ustedes este artículo, a lo mejor ya se habrá empezado a hablar un poquito menos de fútbol en los telediarios, y paulatinamente se irán retomando los temas de la cruda realidad o resaltando las chocantes piruetas que nos ofrecen los políticos. Desde luego aprovecho para felicitar a todas las personas que han vivido estos mundiales de fútbol con verdadera pasión, pues aunque el fútbol no nos va a sacar de pobres, las dificultades con fútbol son menos; y además, ¿saben ustedes lo que nos cuesta poner un jugador de la Selección Española en Sudáfrica, con dinero público del presupuesto nacional? Ni les cuento. O no creerán ustedes que estos muchachos han ido allí por deporte... De modo que si han sacado adelante su trabajo y se han llevado la copa, me parece bien. Pero no perdamos de vista que otras personas, en otros ámbitos de la sociedad, trabajan más y mejor, cobran infinitamente menos y no se les reconoce ningún mérito.

Bien, yo de lo que quería llamarles hoy la atención es del asunto, cada vez más enconado, de Cataluña, aunque no pienso entrar aquí en política, que es muy aburrida (los políticos generalmente son muy aburridos. Miren, un político, en general digo, actúa siempre bajo dos principios: llegar al poder y mantenerse en él; luego, bien es verdad que los hay inteligentes, responsables, trabajadores, leales, etc., y también los hay trepas, marrulleros, gandules, tontos, etc.; pero sean del color que sean y tengan las aptitudes que tengan, en su mayoría, repito, tienen fijado su horizonte en llegar al poder y, una vez llegado, en mantenerse en él, cosa bastante aburrida).

Vale, pues Cataluña es una comunidad histórica con una arraigada identidad propia. Mas Cataluña no es un país, no es un estado y no es una nación. Hoy por hoy no es nada de eso (mañana, Dios dirá), otra cosa son los adornos semánticos (podemos decir, por ejemplo, que Murcia es un reino, porque en realidad lo fue, y que “sólo Asturias es España y lo demás es tierra conquistada”, etc. Pero Cataluña, eso sí, desde hace siglos, posee una identidad política, lingüística y cultural propias, de las que los catalanes se sienten legítimamente orgullosos (ustedes y yo también nos sentimos orgullosos de ser murcianos, ¿o no?, aunque tengamos menos diferencias de identidad con los de Albacete, ¡qué le vamos a hacer...!).

Bien, pues hay que partir de que cualquier catalán merece ser respetado en su identidad y en su diferencia. Todos somos españoles (no sólo españoles futboleros, que invocan un patrioterismo circunstancial utilizando la bandera nacional en vano), y dentro de nuestra identidad nacional española común, cada región, cada comunidad autónoma y cada municipio de este país tienen legítimamente derecho a proclamar su trayectoria como pueblo y a que le sean reconocidas y respetadas sus diferencias.

De acuerdo, eso es la teoría; incluso, eso es el espíritu de la Constitución Española, en la cual se puede hacer válido el “...aquí cabemos todos o no cabe ni dios”, que dijera Víctor Manuel; pero, ¿y en la realidad? En la dura realidad están los políticos, dando caña siempre para arrimar el ascua a su sardina, si con ello logran que se cumpla una de sus dos máximas: llegar al poder o, si ya han llegado, mantenerse en él. Luego está el pueblo, la gente corriente como ustedes o como yo, que, conformándose con una democracia imperfecta de listas cerradas como mal menor, no anhela otra cosa que vivir lo mejor posible, trabajar, progresar, disfrutar, tener libertad, buena educación, buena sanidad, acceso a la cultura, seguridad, etc., y, por supuesto, sentirse respetado en su identidad, ya sea como catalán, como murciano, como gallego, etc.

Yo he viajado por Cataluña y jamás me he sentido discriminado, ni por razón de la lengua ni por otra circunstancia. Pero sí he visto el esfuerzo de los políticos para que esa “probable” discriminación entre catalanes y resto de españoles se materialice, como en el hecho de eliminar en las ciudades y carreteras cualquier rotulación en español, el crear un problema lingüístico (que no lo había) en la educación, en el comercio, en los cines, etc.; he visto el esfuerzo para poner las cosas de tal forma que exista un desentendimiento real, una ruptura social; para que cualquier español no catalán se llegue a sentir “extranjero” en esa parte de España.

Pero como ya digo que el pueblo llano, por lo general, no entra en esas cicaterías políticas, tengo una anécdota preciosa, que les voy a referir: Un día, en pleno Valle de Arán (Lérida), donde no se podía sintonizar una sola emisora de radio en castellano ni una cadena de televisión que no fuese en catalán (a pesar de que mayoritariamente se oía hablar en español en la calle y de que los araneses tienen reconocido un tercer idioma, que es la lengua de oc), escuché vocear lo siguiente en una esquina de Viella: “¡El afilaooor, señora...! ¡Haaa llegao el afilaor...! ¡Se afilan los guchillos, las estijeras, las hachas de cocina...!”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

EL ARTÍCULO RECOMENDADO

.
"El viaje de Viernes Santo". Relato publicado en la revista de Semana Santa "La Cortesía", el año 2007. Narra el periplo de unos zagales del Campo de Ricote que decidieron acudir a ver la procesión a Cieza atravesando la Sierra del Oro por el Collado del Portajo.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS EN LOS ÚLTIMOS TREINTA DÍAS

Cuentos del Rincón

Cuentos del Rincón es un proyecto de libro de cuentecillos en el cual he rescatado narraciones antiguas que provenían de la viva voz de la gente, y que estaban en riesgo de desaparición. Éstas corresponden a aquel tiempo en que por las noches, en las casas junto al fuego, cuando aún no existía la distracción de la radio ni el entoncemiento de la televisión, había que llenar las horas con historietas y chascarrillos, muchos con un fin didáctico y moralizante, pero todos quizá para evadirse de la cruda realidad.
Les anticipo aquí ocho de estos humildes "Cuentos del Rincón", que yo he fijado con la palabra escrita y puesto nombres a sus personajes, pero cuyo espíritu pertenece sólo al viento de la cultura:
.
* Tres mil reales tengo en un cañar
* Zuro o maúro
* El testamento de Morinio Artéllez
* El hermano rico y el hermano pobre
* El labrador y el tejero
* La vaca del cura Chiquito
* La madre de los costales
* El grajo viejo
_____________________________________________________

Frases para la reflexión:

"SE CREYÓ LIBRE COMO UN PÁJARO, Y LUEGO SE SINTIÓ ALICAÍDO PORQUE NO PODÍA VOLAR"

"SE LAMÍA TANTO SUS PROPIAS HERIDAS, QUE SE LAS AGRANDABA"

"SI ALGUIEN ES CAPAZ DE MORIR POR UN IDEAL, POSIBLEMENTE SEA CAPAZ DE MATAR POR ÉL"

"SONRÍE SIEMPRE, PUES NUNCA SABES EN QUÉ MOMENTO SE VAN A ENAMORAR DE TI"

"SI HOY TE CREES CAPAZ DE HACER ALGO BUENO, HAZLO"

"NO SABÍA QUE ERA IMPOSIBLE Y LO HIZO"

"NO HAY PEOR FRACASO QUE EL NO HABERLO INTENTADO"