INTRODUCCIÓN

______________________________________________________________________________________________________
JOAQUÍN GÓMEZ CARRILLO, escritor de Cieza (Murcia), España. Es el autor del libro "Relatos Vulgares" (año 2004), así como de la novela "En un lugar de la memoria" (año 2006). Ha publicado igualmente cuentos, poesías y relatos en revistas culturales, como "La Sierpe y el Laúd", "Tras-Cieza", "La Puente", "La Cortesía", "El Ciezano Ausente", "San Bartolomé" o "El Anda"; o en el libro editado por Vita Brevis titulado "El hilo invisible". Así mismo, participa como articulista en el periódico "El Mirador de Cieza" bajo el título genérico: "El Pico de la Atalaya" (antes "La República de Cieza"). Ha publicado en internet el "Palabrario ciezano y del esparto".

Buscador por frases o palabras

Buscador por fechas de publicación

Traductor de esta página a más de 50 idiomas

21/2/09

El Venao



El ministro Bermejo de montería
No sé si se acuerdan ustedes (quienes tengan edad para acordarse, me refiero), de una canción del grupo Jarcha, que empezaba diciendo: “¡Hola Pepillo! ¡Hola Manué! ¡Qué tal, Rosarillo! ¡Mu güenas, José!... Me h’enterao qu’en la montería que diste en tu coto habeis destroshao toa fauna qu’allí s’escondía. ¡Hala, exagerao!, sólo hemos matao cuatro mil perdishes, doshientos conehos y treinta venaos, y unos cuantos bishos no identificaos…”


La canción era una crítica fina contra los vividores de aquella España profunda que creíamos que tocaba a su fin; de aquella sociedad de marqueses terratenientes, de señoritos decimonónicos y de políticos conchabados en el caciquismo de los pueblos; de aquella forma de vida contra la que debían luchar las nuevas generaciones con las armas de la inteligencia, de la cultura, del trabajo bien hecho, de la tolerancia democrática y de la honradez en los cargos públicos; ¡de la honradez, Señor Ministro!

Pero la historia de los libros se repite más que la morcilla; a veces, incluso, se repite de una manera esperpéntica, ridícula y cicatera… Y miren por dónde, después de aquellos monarcas medio simples, impotentes o hemofílicos, que holgazaneaban escopeteando ciervos en los montes de El Pardo, mientras sus consortes holgaban con el “valido”; después de aquel general, cuya efigie de “caudillo por la gracia de Dios” duró más de cincuenta años en el anverso de las monedas, el cual disparaba por placer a los corzos en Albacete, y en cuyas cacerías se cocían los grandes asuntos de la dictadura y al día siguiente se les mandaba el motorista a los caídos en desgracia del régimen…

Después de los campeonatos pueblerinos de tiro al pichón, para divertimento de escopeteros de casino; después de las expropiaciones fallidas a los terratenientes andaluces y extremeños por aquel González jovencico del ochenta y dos, con la melena a lo Camilo Sesto, que le dio por veranear en el Azor, cuya sentina aún olía a los cuescos de Franco, y cuya esperanza del cambio proclamado se llevaron al carajo los Boyeres, los Roldanes, los Rubio, los Barrionuevo y otros mangantes con piel de Obrero.

Después de tanto ecologismo moderno, de tanta protección del lince de Doñana, del muflón de Sierra Morena, del oso del Pirineo, del lobo ibérico, de la cabra montesa y del cabrón hispánico… Después de tanto verde, grinpís, nuncamais, noalaguerra, antitaturinos, protectoras de las rapaces, que no hay dios en este país que le toque los huevos al halcón peregrino…

Después de tanto hacer crítica sobre los bárbaros que arrojaban la cabra desde el campanario de la iglesia; después de tanto denostar a los que gozan viendo sufrir a los animales cuando los torturan en los ruedos, cuando al maestro, la “suerte” de matar no le viene de cara y tiene que pinchar varias veces provocando una sangrienta agonía en el animal… Después tanto y tanto, ¡lo que son las cosas, Señor Ministro!, hemos vuelto a lo mismo: a las monterías de los señoritos andaluces de Jarcha. A las fotos esperpénticas de hileras de venaos muertos en el suelo con sus hermosas cornamentas ramificadas. Y lo que es mucho más grave: tras las víctimas inocentes del placer del ¡pum!, ¡pum!, ¡pum!, de pie, con el torpe orgullo primitivo de aquellos detestables cazadores de la India de los rajás, escopeta a lo Carlos III de los billetes de cinco mil pesetas, y con el rostro visiblemente desmejorado por la juerga de la noche antes, pues ya no va teniendo usté el cuerpo para esos trotes Señor Ministro, aparece en la foto el héroe de la cacería, ¡valiente matador…! (Decía mi abuela que la falta de vergüenza, causa vergüenza; y qué verdad que es).
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

EL ARTÍCULO RECOMENDADO

.
"El viaje de Viernes Santo". Relato publicado en la revista de Semana Santa "La Cortesía", el año 2007. Narra el periplo de unos zagales del Campo de Ricote que decidieron acudir a ver la procesión a Cieza atravesando la Sierra del Oro por el Collado del Portajo.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS EN LOS ÚLTIMOS TREINTA DÍAS

Cuentos del Rincón

Cuentos del Rincón es un proyecto de libro de cuentecillos en el cual he rescatado narraciones antiguas que provenían de la viva voz de la gente, y que estaban en riesgo de desaparición. Éstas corresponden a aquel tiempo en que por las noches, en las casas junto al fuego, cuando aún no existía la distracción de la radio ni el entoncemiento de la televisión, había que llenar las horas con historietas y chascarrillos, muchos con un fin didáctico y moralizante, pero todos quizá para evadirse de la cruda realidad.
Les anticipo aquí ocho de estos humildes "Cuentos del Rincón", que yo he fijado con la palabra escrita y puesto nombres a sus personajes, pero cuyo espíritu pertenece sólo al viento de la cultura:
.
* Tres mil reales tengo en un cañar
* Zuro o maúro
* El testamento de Morinio Artéllez
* El hermano rico y el hermano pobre
* El labrador y el tejero
* La vaca del cura Chiquito
* La madre de los costales
* El grajo viejo
_____________________________________________________

Frases para la reflexión:

"SE CREYÓ LIBRE COMO UN PÁJARO, Y LUEGO SE SINTIÓ ALICAÍDO PORQUE NO PODÍA VOLAR"

"SE LAMÍA TANTO SUS PROPIAS HERIDAS, QUE SE LAS AGRANDABA"

"SI ALGUIEN ES CAPAZ DE MORIR POR UN IDEAL, POSIBLEMENTE SEA CAPAZ DE MATAR POR ÉL"

"SONRÍE SIEMPRE, PUES NUNCA SABES EN QUÉ MOMENTO SE VAN A ENAMORAR DE TI"

"SI HOY TE CREES CAPAZ DE HACER ALGO BUENO, HAZLO"

"NO SABÍA QUE ERA IMPOSIBLE Y LO HIZO"

"NO HAY PEOR FRACASO QUE EL NO HABERLO INTENTADO"