INTRODUCCIÓN

______________________________________________________________________________________________________
JOAQUÍN GÓMEZ CARRILLO, escritor de Cieza (Murcia), España. Es el autor del libro "Relatos Vulgares" (año 2004), así como de la novela "En un lugar de la memoria" (año 2006). Ha publicado igualmente cuentos, poesías y relatos en revistas culturales, como "La Sierpe y el Laúd", "Tras-Cieza", "La Puente", "La Cortesía", "El Ciezano Ausente", "San Bartolomé" o "El Anda"; o en el libro editado por Vita Brevis titulado "El hilo invisible". Así mismo, participa como articulista en el periódico "El Mirador de Cieza" bajo el título genérico: "El Pico de la Atalaya" (antes "La República de Cieza"). Ha publicado en internet el "Palabrario ciezano y del esparto".

Buscador por frases o palabras

Buscador por fechas de publicación

Traductor de esta página a más de 50 idiomas

15/10/10

El Pico de la Atalaya

.
Qué les iba a decir, si quieren ustedes ver una imagen bonita del Pico de la Atalaya sin salir del pueblo, no tienen más que darse una vuelta por la Esquina del Convento a la salida del sol.

Miren, yo subo todas las mañanas por la acera izquierda del Paseo a eso de las ocho menos algo, cuando están las muchachas de los Valencianos de abajo sacando las sillas y las mesas a la puerta, cuando están entrando los empleados de Cajamurcia, cuando está levantando la persiana el chico del antiguo estanco de Roberto, cuando está vendiendo iguales el muchacho ese que se pone en la puerta del Tiffanys o de la farmacia que siempre diremos “de Alonso Frías”, (mi recuerdo para Enrique Pérez Barceló, que siempre se ponía con su mesica a vender iguales en la esquina de arriba, frente a la Confitería de la Era. Enrique era mi amigo). Y paso todas las mañanas por la puerta del Banesto, donde siempre hay personas mayores esperando para que las dejen entrar, ¡como si hubiera “corralito”!, pero no van a sacar su dinero, sino a pagar recibos de lo que sea, que ellas se niegan a domiciliar en su cuenta por si las engañan. Y veo siempre algún barrendero con su carrito, como mi antiguo colega Juan, o María Dolores, que ve amanecer el pueblo con los ojos de la lírica mientras barre las calles y luego escribe versos (los empleados de la limpieza se enganchan a trabajar de madrugada, cuando muchos de ustedes y yo estamos aún durmiendo a pierna suelta). Y entonces llego hasta la puerta de los Valencianos de arriba y miro el Pico de la Atalaya, cuyos riscos se tornan de un color dorado con los primeros rayos de este sol otoñal. ¡Precioso!, como telón de fondo de la hermosa plaza del Convento, aunque afeada un poco por esas letras grandes y herrumbrosas que le pegan al vetusto edificio franciscano como a un cristo un par de revólveres.

No sé a ustedes, pero a mí me gusta mucho la frase esa ciezana que dice: “Más vieja es la Atalaya y echa flores”. Aunque como montaña, no es tan vieja, pues si pertenece al periodo Alpino (que me corrijan si me equivoco), tan sólo tiene unos 35 millones de años, que eso no es edad para un pico montañoso, sino pura juventud. No obstante, la Atalaya nos enterrará a todos y ella seguirá echando flores todas las primaveras.

Por cierto, ahora parece que han desmantelado la torreta que había en el mismísimo Pico (malo para los nostálgicos del 14 de abril, que tendrán que cargar con el palo de la bandera si quieren que ondee allá arriba la tricolor). Antes de estar la torreta metálica, hace más de cuarenta años, había una cruz de madera. Luego, cuando Televisión Española comenzó a emitir la 2ª Cadena a través del UHF, entre Ortuño y Zamora (dos comerciantes que vendían teles), instalaron un repetidor allí arriba. Subieron una línea eléctrica de 220 voltios por las crestas de los riscos y subieron despiezada una infraestructura de hierro de 15 metros de altura, que plantaron en la cima con 8 tirantes de acero anclados a la roca viva. En lo más alto de la torre estaba la antena receptora, que captaba la débil señal proveniente de Aitana (Valencia), en el canal 32. Dicha señal se inyectaba amplificada a un armatoste de repetidor alojado en la misma base de la torreta en una minúscula casetica de obra (aquel aparato estaba fabricado por un tío de Valencia, que los hacía como churros, de memoria, y no facilitaba ningún dato a nadie; de forma que cuando se estropeaba, a las tres menos dos, había que subir, desconectarlo y bajárselo a cuestas y llevarlo a la capital del Turia; luego, cargados como serpas, volvíamos a escalar el Pico de la Atalaya para ponerlo en funcionamiento). El repetidor aquel emitía en el canal 43 a través de dos antenas en paralelo situadas a 10 metros de altura en la torreta que apuntaban al centro del pueblo (si me acordaré de eso, que un día, con un viento helado que daba grima, tuve que trepar hasta ellas y cambiarlas porque estaban estropeadas).

Ahora, por fin, después de estar veinte años inutilizada aquella vieja infraestructura, se han decidido a hacer limpieza en nuestro Pico de la Atalaya. Quizá pongan de nuevo la cruz (yo no lo vería mal; un símbolo cristiano no puede hacer daño a nadie; en el vecino pueblo de Abarán llevan la cruz de Santiago y la media luna de los moros en el escudo municipal y no pasa nada), o quizá no la pongan, pues ya saben que hay una cruzada anticruces desde el Gobierno gobernante.

Desde luego, si los ciezanos fuésemos de otra manera, en la Atalaya se podrían hacer maravillas. ¿Se imaginan un mirador en lo alto del Pico? ¿Se imaginan una reconstrucción básica del Castillo? ¿Se imaginan un parque arqueológico en torno a la medina Siyâsa? ¿Se imaginan senderos perfectamente adecuados para ascender a pie a dicho lugares? ¿Se imaginan, simplemente, que los aledaños del Santuario se hallaran bien ajardinados, cuidados, limpios y respetados? ¿Se imaginan que fuésemos más respetuosos con nuestro entorno natural? Pero no nos cansemos, los ciezanos somos como somos, aunque en el fondo, a nuestra manera, amamos nuestro pueblo.

.

1 comentario:

  1. La verdad es que no apreciamos lo que tenemos, y es más ni tan siquiera lo cuidamos y protegemos, da pena subir al santuario y si lo haces andando, ver la cantidad de basura que se acumula en el camino del zig zag,lamentablemente nos fatal aún demasiada conciencia ecologista, para remediar ciertas carencias de nuestra ciudadanía,precioso artículo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

EL ARTÍCULO RECOMENDADO

.
"El viaje de Viernes Santo". Relato publicado en la revista de Semana Santa "La Cortesía", el año 2007. Narra el periplo de unos zagales del Campo de Ricote que decidieron acudir a ver la procesión a Cieza atravesando la Sierra del Oro por el Collado del Portajo.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS EN LOS ÚLTIMOS TREINTA DÍAS

Cuentos del Rincón

Cuentos del Rincón es un proyecto de libro de cuentecillos en el cual he rescatado narraciones antiguas que provenían de la viva voz de la gente, y que estaban en riesgo de desaparición. Éstas corresponden a aquel tiempo en que por las noches, en las casas junto al fuego, cuando aún no existía la distracción de la radio ni el entoncemiento de la televisión, había que llenar las horas con historietas y chascarrillos, muchos con un fin didáctico y moralizante, pero todos quizá para evadirse de la cruda realidad.
Les anticipo aquí ocho de estos humildes "Cuentos del Rincón", que yo he fijado con la palabra escrita y puesto nombres a sus personajes, pero cuyo espíritu pertenece sólo al viento de la cultura:
.
* Tres mil reales tengo en un cañar
* Zuro o maúro
* El testamento de Morinio Artéllez
* El hermano rico y el hermano pobre
* El labrador y el tejero
* La vaca del cura Chiquito
* La madre de los costales
* El grajo viejo
_____________________________________________________

Frases para la reflexión:

"SE CREYÓ LIBRE COMO UN PÁJARO, Y LUEGO SE SINTIÓ ALICAÍDO PORQUE NO PODÍA VOLAR"

"SE LAMÍA TANTO SUS PROPIAS HERIDAS, QUE SE LAS AGRANDABA"

"SI ALGUIEN ES CAPAZ DE MORIR POR UN IDEAL, POSIBLEMENTE SEA CAPAZ DE MATAR POR ÉL"

"SONRÍE SIEMPRE, PUES NUNCA SABES EN QUÉ MOMENTO SE VAN A ENAMORAR DE TI"

"SI HOY TE CREES CAPAZ DE HACER ALGO BUENO, HAZLO"

"NO SABÍA QUE ERA IMPOSIBLE Y LO HIZO"

"NO HAY PEOR FRACASO QUE EL NO HABERLO INTENTADO"