INTRODUCCIÓN

______________________________________________________________________________________________________
JOAQUÍN GÓMEZ CARRILLO, escritor de Cieza (Murcia), España. Es el autor del libro "Relatos Vulgares" (año 2004), así como de la novela "En un lugar de la memoria" (año 2006). Ha publicado igualmente cuentos, poesías y relatos en revistas culturales, como "La Sierpe y el Laúd", "Tras-Cieza", "La Puente", "La Cortesía", "El Ciezano Ausente", "San Bartolomé" o "El Anda"; o en el libro editado por Vita Brevis titulado "El hilo invisible". Así mismo, participa como articulista en el periódico "El Mirador de Cieza" bajo el título genérico: "El Pico de la Atalaya" (antes "La República de Cieza"). Ha publicado en internet el "Palabrario ciezano y del esparto".

Buscador por frases o palabras

Buscador por fechas de publicación

Traductor de esta página a más de 50 idiomas

9/5/10

La Plaza de Cieza

  .
Plaza Cieza, Puerto de Sangunto
Placa sobre monolito alicatado de azulejos con el nombre de una plaza dedicada a Cieza en el Puerto de Sagunto. Se observa la silueta del Pico de la Atalaya..


Hoy les quiero escribir sobre algo que me mostró no hace mucho un amigo, que había visto por internet. Se trata de que en el Puerto de Sagunto han inaugurado tiempo atrás una gran plaza en honor a nuestro pueblo. Se llama “Plaza Cieza”, y el nombre está enmarcado sobre una especie de monolito alicatado de azulejos blancos, donde figura la silueta del Cerro del Castillo y la Atalaya sobre un trazo azul ondulante que simula el cauce del río Segura.

¿Pero por qué en dicha localidad valenciana han tenido a bien el hacernos tal honor? Es muy sencillo, y además algunos de ustedes lo sabrán perfectamente. Cuando la Guerra Civil, llegaron a Cieza muchas personas de Sagunto, donde encontraron excelente acogida por parte de los ciezanos, con quienes compartiendo penas y fatigas, racionamiento de víveres y demás estrecheces, establecieron una amistad duradera (incluso vínculos de sangre) con muchas familias ciezanas, de ahí ahora su agradecido recuerdo hacia nosotros.

¿Y por qué vinieron los saguntinos a este pueblo de retaguardia, donde sólo había fábricas de esparto medio arruinadas por los malos tiempos que corrían? Pues porque a mitad del año 1938, las tropas del ejército rebelde habían avanzado en cuña, imparables ya, hasta el Mediterráneo, dejando cortada Cataluña del resto de la zona que continuaba bajo el Gobierno de la República. (Por eso la descabellada idea del Presidente del Consejo de Ministros, Negrín, de arriesgarlo todo por “pasar el Ebro”, en cuyas batallas, que duraron tres meses, sacrificó literalmente a miles de españoles en la flor de su juventud: había movilizado para ello la “Quinta del Biberón”, chavales con apenas 18 años recién cumplidos). De forma que Castellón había caído y Sagunto, donde existía una importante siderurgia e industrias de armamento, sufría intensos bombardeos y peligraba ser tomado de forma inminente. Es por tanto que se proponen trasladar a Cieza todo lo que pueden salvar a la desesperada metiéndolo en un tren. Y, a la vez que traen gran cantidad de maquinaria de sus fábricas, que depositan tanto en la iglesia de la Asunción (arrancaron las escaleras de la puerta principal que da a la Plaza Mayor para encular los camiones), como en la Ermita del Cristo del Consuelo, llegan también, casi con lo puesto, muchas personas de aquella localidad.

Entonces, como Ascoy era una de las tantas propiedades incautadas a los señoritos, deciden instalar una gran fábrica de armas en dicho lugar. (Aún hoy en día existen varias naves, transformadas ya para diversos usos y actividades, donde en su día fabricaron bombas y cañones. Yo las he conocido en su construcción original, y algunas inacabadas, cuando por los años sesenta tenía allí sus almacenes el Servicio Nacional del Trigo).

De modo que en muchas casas grandes del pueblo, donde alojaban a otros evacuados traídos de otros frentes de lucha, que igualmente lo había perdido todo bajo la política de guerra de “tierra quemada”, también fueron acogidas las familias que venían de Sagunto, quienes trabajaron, junto con muchos ciezanos, en el mencionado complejo industrial de Ascoy.


Pequeño alto horno de la Fábrica de Armamento de Ascoy
Mi abuelo, con cuarenta y pico años de edad, movilizado en la “Quinta del Saco” por esas fechas, fue destinado a prestar su servicio en dicha fábrica de armamento. Pero como el pobre no sabía montar en bicicleta y el único coche que tenía para hacer el trayecto Madroñal-Ascoy, ida y vuelta, era el de San Fernando, le concedieron permutar su puesto con otro trabajador militarizado que vivía en el pueblo, y él, que ya había sido combatiente en la Guerra de África, cuando el Desastre de Annual, continuó hasta el final de la Contienda Civil española en las canteras de arcilla de Las Lomas (también conocidas por “Las Terreras de los Sánchez de la Cerámica”), cavando tierra para hacer ladrillos, o para meterla en las bombas que no explotaban en los campos de batalla, pues acabada por fin la maldita Guerra a finales de marzo de 1939, resultó al parecer que el mismísimo jefazo de la Fábrica de Armamento de Ascoy, que había fijado su residencia en la también incautada Casa de Rovira, en el Maripinar, era un topo de la “Quinta Columna”.

.
De las citadas industrias, pertenecientes en su día a la Subsecretaría de Armamento, además de las naves que les he mencionado, existe una singular construcción, digna de ser protegida como vestigio histórico: un pequeño alto horno de fundición, maravillosamente construido con ladrillo macizo para soportar miles de grados, que yo he conocido exento, pero que ahora se halla en el interior de un recinto privado y, quién sabe qué idea le puede pasar en el futuro por la cabeza a su dueño sobre el destino de tan curioso edificio.

Por otra parte, como dice el refrán que “amor, con amor se paga”, propongo que en justa reciprocidad con la iniciativa de poner a una plaza saguntina el nombre de "Plaza Cieza", también nuestro Ayuntamiento tenga presente los nexos históricos que nos unieron con aquel pueblo y dé el nombre de "Puerto de Sagunto" a alguno de nuestros espacios públicos urbanos. No está mal tener presente el pasado.
©Joaquín Gómez Carrillo
..

5 comentarios:

  1. QUE BONITO TENER EN EL PRESENTE LOS ESFUERZOS DE NUESTRA GENTE DEL PASADO.
    SERIA BONITO LA PROPUESTA DE LA PLAZA EN CIEZA CON EL NOMBRE DE PUERTO SAGUNTO ,

    ResponderEliminar
  2. Olvidé escribir en el comentario anterior que soy de Puerto Sagunto y conoco la plaza.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Lola. Me alegro que te haya gustado el artículo. Aquí en Cieza todavía queda gente que trabó relaciones fraternales con muchos saguntinos que vinieron aquí cuando la Guerra.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

EL ARTÍCULO RECOMENDADO

.
"El viaje de Viernes Santo". Relato publicado en la revista de Semana Santa "La Cortesía", el año 2007. Narra el periplo de unos zagales del Campo de Ricote que decidieron acudir a ver la procesión a Cieza atravesando la Sierra del Oro por el Collado del Portajo.

LOS DIEZ ARTÍCULOS MÁS LEÍDOS EN LOS ÚLTIMOS TREINTA DÍAS

Cuentos del Rincón

Cuentos del Rincón es un proyecto de libro de cuentecillos en el cual he rescatado narraciones antiguas que provenían de la viva voz de la gente, y que estaban en riesgo de desaparición. Éstas corresponden a aquel tiempo en que por las noches, en las casas junto al fuego, cuando aún no existía la distracción de la radio ni el entoncemiento de la televisión, había que llenar las horas con historietas y chascarrillos, muchos con un fin didáctico y moralizante, pero todos quizá para evadirse de la cruda realidad.
Les anticipo aquí ocho de estos humildes "Cuentos del Rincón", que yo he fijado con la palabra escrita y puesto nombres a sus personajes, pero cuyo espíritu pertenece sólo al viento de la cultura:
.
* Tres mil reales tengo en un cañar
* Zuro o maúro
* El testamento de Morinio Artéllez
* El hermano rico y el hermano pobre
* El labrador y el tejero
* La vaca del cura Chiquito
* La madre de los costales
* El grajo viejo
_____________________________________________________

Frases para la reflexión:

"SE CREYÓ LIBRE COMO UN PÁJARO, Y LUEGO SE SINTIÓ ALICAÍDO PORQUE NO PODÍA VOLAR"

"SE LAMÍA TANTO SUS PROPIAS HERIDAS, QUE SE LAS AGRANDABA"

"SI ALGUIEN ES CAPAZ DE MORIR POR UN IDEAL, POSIBLEMENTE SEA CAPAZ DE MATAR POR ÉL"

"SONRÍE SIEMPRE, PUES NUNCA SABES EN QUÉ MOMENTO SE VAN A ENAMORAR DE TI"

"SI HOY TE CREES CAPAZ DE HACER ALGO BUENO, HAZLO"

"NO SABÍA QUE ERA IMPOSIBLE Y LO HIZO"

"NO HAY PEOR FRACASO QUE EL NO HABERLO INTENTADO"